Graziela

Descubro trazas de tus manos en mi cuerpo; quedan resquicios de tus besos en mi boca y en mis oídos aún retumba el eco de tu voz; en cada yema de mis dedos siguen vivos los poro de tu piel; flotaba en el aire de casa el aroma de tu pelo y, mirándome al espejo hoy, me pareció ver tu sombra esquivarme desde lejos. Las noches frías se hacen eternas cuando busco inútilmente la tibieza de tu abrazo y ni siquiera puedo asirme a tu costado.
Diría que hasta los peces te echan de menos, pues se han ido muriendo poco a poco por la pena, igual que la planta que dejaste. Los cacharros se acumulan en la pila y el armario está vació, no sólo falta tu ropa, yo tampoco tengo nada tras dos meses sin hacer ni una colada. La nevera es un erial y el baño hiede.
Esta vida es un infierno sin ti, ya no puedo aguantar más. Tu ausencia me está matando. Te necesito, te echo tanto de menos…
Vuelve mi amor. Prometo que no te volveré a pegar.
7 Responses
  1. Espero sinceramente que no vuelva. Demoledor el final porque sorprende a un lector que está apiadado por la persona abandonada. Muy bueno.


  2. Juan Calderón Says:

    Nunca hay que fiarse de la promesa del final. Quien pega una vez seguirá haciéndolo.


  3. PILARA Says:

    Estoy de acuerdo con Juan, muy poético, muy triste y dolido, pero con el mazo dando.
    Muy buen trabajo, Ángela.


  4. Nines Says:

    Espero que se pudra el mentiroso., Empiezas sufriendo por su perdida y luego te das cuenta de lo dañino y de lo que esconde su persona. Espero que ella que no vuelva y que no se deje engañar. Estupendo trabajo Graziela, muy bueno.


  5. ARVIKIS Says:

    Si se quiere de verdad es imposible hacer daño a la persona amada. Quién no te dio amor, no te dio nada.
    Triste, muy triste
    Javier


  6. encantada Says:

    Estoy de acuerdo con Marcos, el final sorprende y mucho, me ha dejado de piedra. Me ha gustado el contraste entre los sentimientos de pérdida y afecto y la triste realidad. Enhorabuena.


  7. encantada Says:

    Estoy de acuerdo con Marcos, el final sorprende y mucho, me ha dejado de piedra. Me ha gustado el contraste entre los sentimientos de pérdida y afecto y la triste realidad. Enhorabuena.